Conociendo al Partido Marxista-Leninista de Alemania (MLPD)

La pasada semana mantuvimos una reunión bilateral con el Partido Marxista-Leninista de Alemania (MLPD). Fuimos invitados a viajar a Berlín para entablar un diálogo con dirigentes del partido sobre sus experiencias, las nuestras y la situación del movimiento comunista en Europa. También participamos en algunos actos partidarios (Manifestación por el Socialismo “LLL: Liebknecht, Luxemburg, Lenin” y reunión anual de sus juventudes, “Rebell”) que nos dieron una visión de conjunto del partido muy valiosa. Por esto, y porque creemos que el MLPD se encuentra en una fase de construcción del Partido Comunista más avanzada que ningún destacamento en nuestro país, queremos hacer en este artículo un pequeño balance de nuestras experiencias y sensaciones al respecto.

El MLPD es un partido comunista asentado, con gran influencia sobre la clase obrera productiva y 40 años de historia[1]. Esto se ve reflejado tanto en el nivel político de sus miembros como a nivel organizativo, teniendo una capacidad de movilización que les permite componer el bloque más nutrido y activo dentro de una manifestación por el socialismo con una participación muy considerable que viene realizándose año tras año en diversas ciudades alemanas para honrar la memoria de Rosa Luxemburgo, Karl Liebknecht y Vladimir Lenin[2]. Pero para evitar hablar en abstracto creemos que lo más conveniente es hacer una breve crónica de nuestra visita a Berlín.

Llegamos al aeropuerto de Berlín el pasado 11 de enero, y allí nos estaba esperando una militante del MLPD. La camarada nos dirigió hasta la sede del partido alemán, y, para nuestra sorpresa, no solo encontramos las amplias instalaciones para reuniones que esperábamos, sino que además nos sorprendió que la propia sede cuenta con un albergue de dos pisos con todo lo necesario para alojar a quien el MLPD considere necesario, en este caso, a nuestra delegación.

El equipamiento de su sede resulta todavía más admirable si se tiene en cuenta que el MLPD es un partido independiente financieramente respecto a las instituciones y a las organizaciones empresariales. Gracias al compromiso militante de los integrantes del MLPD y a su gestión profesional de los recursos, un partido comunista puede mantener su independencia financiera y, a la vez, dotarse de espacios de estas características, no debiendo cuentas a nadie más que a su militancia y a la clase trabajadora.

Para ese mismo día, el MLPD había preparado un “tour” histórico para los huéspedes internacionales que recorrió las calles donde los revolucionarios berlineses intentaron en 1920 mediante una huelga general frustrar el golpe de estado reaccionario conocido como Kapp Putsch[3]. Desgraciadamente, los horarios de los vuelos que llevaron a nuestra delegación a Berlín no nos permitieron asistir a este evento.

Ya por la noche fuimos acompañados al evento político y cultural organizado por las juventudes del MLPD, Rebell[4] para la víspera de la movilización LLL. Observamos ya desde el inicio dos cuestiones que nos llamaron la atención de forma positiva. 

En primer lugar cabe destacar que las medidas de seguridad nos dieron la sensación de una profesionalidad y dedicación a las mismas que en el movimiento patrio no son comunes. Nos explicaron que debido al auge de la extrema derecha en alemania[5] debían ser precavidos ya que no sería la primera vez que sufren ataques de estos sectores, extremadamente reaccionarios y anticomunistas. 

En segundo lugar, pudimos comprobar en vivo y en directo cómo funciona una escuela de militantes jóvenes como es Rebell. Siguiendo el enfoque inaugurado por los Partidos Comunistas de principios de siglo XX, la juventud del MLPD, Rebell, es un espacio de incorporación a la militancia comunista abierto, progresivo y con distintos grados de implicación, lo que permite, por un lado, acercar a gente joven progresista a la actividad política comunista, y, por otro lado, ofrecer un espacio para que los jóvenes más comprometidos con la línea del MLPD encuentren su oportunidad de aprender a ser militantes comunistas con una buena conexión con la realidad actual y con capacidad política y organizativa.

Así, Rebell se encargó del diseño y organización del evento, que transcurrió de manera impecable, y varios de sus integrantes pronunciaron discursos políticos en los que demostraron tanto capacidad comunicativa como formación política.

A la mañana siguiente un militante y ex-trabajador de la industria pesada nos llevó en coche a la manifestación LLL: Liebknecht, Luxemburg, Lenin. Allí nos reencontramos con la militante y traductora que nos había acompañado la noche anterior y a demás miembros del partido a los que habíamos conocido en el acto de Rebell. Nos presentaron en la marcha a la Secretaria General y a los miembros de otras delegaciones venidas de Nepal, Turquía, Congo, Irán, Francia y de muchos más países. 

Nos presentaron también a responsables sindicales de peso, por ejemplo, del sector de la automoción con los que conversamos sobre la situación que afronta el sector a nivel mundial y sobre la Coordinadora de Trabajadores del sector de la Automoción que celebrará en Sudáfrica su segunda conferencia este año[6]. En este contexto vimos como realmente el MLPD es un partido formado en su mayoría de trabajadores industriales y pudimos comprobar de primera mano cómo su táctica de trabajo político no sectario en los sindicatos mayoritarios de Alemania da sus frutos.

También nos pareció interesante que su intervención en los movimientos por la liberación de las mujeres les han llevado a ser un partido prácticamente paritario con mujeres en muchísimos cargos de responsabilidad. La clase trabajadora y su diversidad en Alemania estaba además muy bien representada en sus filas ya que en el MLPD y Rebell hay muchos miembros turcos, kurdos y, más recientemente, sirios.

La manifestación fue muy organizada, relativamente[7] muy numerosa y finalmente solemne cuando se dejaron claveles en el memorial por los revolucionarios asesinados ese marzo del 1920. El cortejo de MLPD y Rebell en concreto demostraron una disciplina comunista ejemplar a lo largo del largo recorrido de la protesta. En todo momento, además de un buen equipo de sonido montado a un camión, nos acompañaba a los huéspedes internacionales un fuerte dispositivo de seguridad del partido.

Al terminar la manifestación y los discursos de algunos responsables del partido y de los huéspedes, nos dirigimos de vuelta al edificio donde nos alojamos durante nuestra estancia y donde mantuvimos una reunión con los responsables de relaciones internacionales. Pudimos hablar de muchos paralelismos que unen a nuestras organizaciones: El carácter revolucionario, el antirrevisionismo, la importancia que damos al proletariado industrial, la apuesta por impulsar espacios de lucha amplios y no sectarios para la población trabajadora, la disciplina consciente y la formación política, entre otros. El MLPD ha llegado tras años de desarrollo a convertirse en un partido comunista revolucionario y fuerte, algo que en España, no tenemos, si bien, como ellos mismos plantean en sus documentos, todavía no son el partido de las masas, de manera que se encuentran en una fase más avanzada de la construcción del Partido Comunista que se encargue de organizar la revolución. 

Desde nuestro Congreso fundacional nuestra honesta y humilde caracterización de la situación del movimiento comunista en España es que éste se encuentra en la bancarrota y que, por lo tanto, como comunistas debemos trabajar en el largo proceso de la reconstrucción de un partido que se ajuste a las teorías de Lenin sobre el partido de la clase obrera. Si bien al MLPD le queda aún camino por recorrer, a los comunistas españoles nos queda aún más. 

Pero por eso mismo hemos creído importante compartir nuestras experiencias, la visión de conjunto y a la vez cercana de lo que creemos firmemente que podemos construir (o mejor dicho, reconstruir) en nuestra tierra. Tenemos en Europa y en el resto del mundo una rica historia de partidos comunistas que se han llegado a asemejar al partido de vanguardia que en su momento fue el partido bolchevique, al menos en una etapa embrionaria. Nuestro trabajo como comunistas debe continuar vinculado a lo sano y ejemplar que haya en el movimiento comunista internacional, aportando al enriquecimiento del movimiento en España mediante los contactos con partidos asentados en el exterior. Seguiremos desde la Organización Comunista Revolución trabajando en ese sentido y hacemos un llamamiento a otros destacamentos que apuestan por la construcción de un Partido Comunista revolucionario en España a hacer lo mismo. Las experiencias adquiridas en tan sólo estos primeros meses de contacto con el MLPD y un par de días sobre el terreno han fortalecido nuestra convicción, han alimentado nuevos debates políticos y creemos firmemente impulsarán el avance hacia nuestros objetivos de forma contundente.

La reconstrucción del partido comunista en España debe nutrirse tanto de la historia del comunismo patrio como de las experiencias de los partidos comunistas del resto del mundo. Sus aciertos, sus errores, nos muestran que es posible el resurgimiento en nuestro país de un partido proletario fuerte sin caer en las trampas políticas del pensamiento burgués.

[1] Fue fundado en 1982

[2] https://www.rf-news.de/2020/kw02/zukunftsweisend-lenin-liebknecht-luxemburg-wochenende

[3] https://es.wikipedia.org/wiki/Golpe_de_Estado_de_Kapp

[4] http://rebell.info/

[5] https://elpais.com/internacional/2019/08/16/actualidad/1565976015_430896.html

[6] https://automotiveworkers.org/es/conferencia/2a-conferencia-internacional-de-los-trabajadores-de-la-automocion-2020

[7] Hay que tener en cuenta que se trata de una manifestación por el socialismo, mayoritariamente atendida por comunistas.