Libertad para Juana Ruíz

Desde el pasado 13 de abril el régimen israelí mantiene presa a la cooperante española Juana Ruíz, bajo la acusación de proporcionar fondos al FPLP, organización que lucha por la liberación palestina. En este proceso, cuya base es, ya de por sí, la represión abierta de todo tipo de solidaridad con la causa palestina, y que además está repleto de irregularidades y falta de pruebas, el Estado español se lava las manos y adopta una posición de complicidad con Israel.

Esto no es ninguna excepción a una supuesta “norma democrática”; el proyecto sionista es, por su propia naturaleza, un proyecto colonial de apartheid, su existencia implica la subyugación del pueblo palestino, expulsión, o directo exterminio, por lo que la lucha palestina por la liberación es siempre el principal objetivo de su represión, y toda forma de solidaridad con esta causa será igualmente perseguida por todos los medios. Así, para el Estado español, y la Unión Europea en general, Israel es un valioso aliado en Oriente Medio, con quien mantienen una agenda imperialista común, y por tanto, son cómplices persiguiendo toda solidaridad con Palestina; es por esto que la Unión Europea califica al FPLP como organización terrorista.

Mientras el régimen sionista mantiene a Juana Ruíz como presa política, Izquierda Unida juega a estar en la oposición pidiendo su liberación por medio de un comunicado, mientras son parte del mismo gobierno que no ha movido ni un solo dedo, ni han hecho nada dentro de este para mover ficha, demostrando así, otra vez más, la inutilidad e hipocresía del reformismo, cuya máxima aspiración es gestionar la miseria capitalista.

Desde Revolución queremos expresar toda nuestra solidaridad con Juana, a la vez que nuestra condena al régimen colono israelí y al Estado español y su labor cómplice. ¡Libertad para Juana Ruíz!