Para acabar con el sistema capitalista y la miseria que genera, es indispensable que las y los marxistas-leninistas nos armemos ideológicamente, planifiquemos y prioricemos nuestras acciones, acordemos una política acertada y apegada a la realidad, y construyamos una organización capaz de lo anterior. Así, hemos constituido la Organización Comunista Revolución para hacer nuestra humilde aportación a una de las tareas fundamentales del movimiento comunista en nuestro país: la reconstrucción del Partido de la clase obrera. Porque sin el Partido, nuestra clase se limitará a seguir opciones cuyo objetivo principal no es la destrucción revolucionaria de este sistema, sino la instauración de reformas que lo hagan más amable y no terminen con la explotación de un ser humano por otro.

Entre las tesis aprobadas en nuestro congreso fundacional, además de la ya citada apuesta por reconstruir el Partido, destacamos nuestra voluntad por construir un amplio movimiento obrero-sindical de carácter democrático y combativo que se configure como actor protagonista en la lucha de clases; nuestro empeño en la construcción de un sindicato estudiantil estatal políticamente amplio, democrático, combativo y de masas, que defienda los intereses del estudiantado en general y que organice a los estudiantes de clase trabajadora; y nuestra intención de desarrollar una política feminista que se centre en la eliminación de la doble opresión. Todo esto teniendo en cuenta que nuestro objetivo fundamental y proyecto político, tanto por el desarrollo del capitalismo en nuestro Estado, como por el lugar que ocupa dentro del bloque imperialista hegemónico, no es la consecución de una república capitalista ‘popular-democrática’, sino la conquista de una república socialista.

Queda un largo camino por recorrer, pero pondremos todos nuestros esfuerzos en instruir, agitar y organizar a la clase trabajadora tanto en sus organizaciones básicas ―como los sindicatos obreros y estudiantiles―, como en la tarea de reconstruir su Partido.

Contra el capitalismo y el patriarcado, luchemos por una sociedad sin clases y plenamente democrática.

Luchemos por el comunismo. Somos Revolución.