Se recrudece la agresión sionista

Israel, continuando con su proyecto de limpieza étnica, está manteniendo procesos judiciales para desalojar a las 38 familias palestinas residentes en Sheikh Jarrah, barrio de Jerusalén Este, ocupado desde 1967 a los palestinos y posteriormente anexionado por el Estado sionista, violando el propio derecho internacional, esto es, el propio consenso legal burgués. De estas, 4 afrontan el desalojo inminente, y de 3 se espera su desalojo el 1 de agosto. Así, repoblando progresivamente Jerusalén Este con colonos israelíes, y borrando de su propia tierra al pueblo palestino, como ha hecho desde que se configura Israel como Estado. Las y los palestinos se ven así despojados de las pocas garantías que puede dar el derecho burgués, mientras Israel sigue aplicando sus devastadoras políticas de exterminio.

Ante esto, los palestinos protestaron para frenar ese proyecto, y plantaron cara de nuevo al sionismo, que, como de costumbre, respondió con una represión brutal, dejando cientos de heridos y hospitalizados, y con la provocación, por el ejército entrando en la Mezquita de Al-Aqsa en pleno Ramadán atacando a los presentes con pelotas de goma, gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Tras esto, Israel lleva días sometiendo a bombardeos constantes a la Franja de Gaza, donde viven 2 millones de palestinos que no tienen opción de salir, matando así a más de 100 personas en menos de una semana, dejando cientos de heridos y dañando decenas de hospitales y colegios, además de cortar la entrada a toda ayuda humanitaria, mientras hordas supremacistas, apoyadas por las fuerzas armadas, agreden de formas brutales y cometen actos de terrorismo contra las comunidades palestinas dentro de territorio del Estado israelí. Todo esto, por desgracia, no es nuevo, es como actúa de forma sistemática un Estado imperialista colonial en busca de exterminar a la población nativa de su territorio para así poder asentarse, esa es la naturaleza del régimen que presume de ser “la única democracia de Oriente Medio”.

Así vemos como la realidad contrasta ampliamente con la versión que nos pretenden vender los grandes medios de comunicación, serviles al capital, que hablan de un conflicto, presumiendo que hay dos bandos en condiciones similares, cuando lo que se da es una limpieza étnica por parte de un Estado con uno de los ejércitos más poderosos del mundo, frente al pueblo palestino, carente de prácticamente toda estructura conjunta, que resiste por sobrevivir; o cuando hablan de “ataques a Hamás”, cuando se bombardean estructuras civiles de toda Gaza y en solo unos días han asesinado a decenas de niños, poco sospechosos de conformar las filas de ninguna organización.

Y como era de esperar, poco tardaron importantes figuras políticas del imperialismo europeo y estadounidense, como Biden o Macron, en mostrar su apoyo y legitimar las políticas de exterminio israelíes, pues este Estado es un aliado fundamental para los intereses de la gran burguesía de estos países, y cuenta, desde hace décadas, con miles de millones de dólares anuales provenientes de Estados Unidos para financiar a su ejército, por no hablar de los negocios de empresas como HP o Caterpillar en la colonización.

Ante el recrudecimiento de la agresión imperialista, expresamos todo nuestro apoyo y solidaridad con la lucha del pueblo palestino por su liberación del yugo colonial.

 

Fuentes:

https://www.eldiario.es/unrwa/sheikh-jarrah-arabe-refugiados-de-palestina-jerusalen-este_132_7926665.html

https://unrwa.es/actualidad/noticias/que-esta-pasando-en-sheikh-jarrah/

https://www.rf-news.de/2021/kw19/dritte-intifada

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-57090741

https://www.theweek.co.uk/news/world-news/middle-east/952779/what-is-happening-sheikh-jarrah-jerusalem-violence

https://www.elsaltodiario.com/ocupacion-israeli/ofensiva-militar-supremacismo-y-un-netanyahu-que-siempre-resurge