Solidaridad mundial en la lucha contra los ataques a los empleados de Daimler

– Coordinación Internacional de Trabajadores de la Automoción –

Grupo de Coordinación Internacional
Internationale Koordinierungsgruppe
Grupo Internacional de Coordinación
Grupo Internacional de Coordenação
Groupe de Coordination Internationale

E-mail: icog@iawc.info contact@iawc.info

Página: www.automotiveworkers.org

Cuenta de donación: Erwin Dietrich
IBAN DE58 7001 0080 0349 3138 02 – BIC PBNKDEFFXXX


8 de octubre de 2020

¡Solidaridad mundial en la lucha contra los ataques masivos a los empleados de Daimler!

¡Lucha en toda la corporación por cada puesto de trabajo y aprendizaje! ¡Por la semana de 30 horas con compensación salarial completa!

Queridos compañeros,

Rechazamos con indignación los provocadores planes anunciados el 23 de septiembre por el Consejo de Administración de Daimler para el cierre de plantas y una mayor destrucción masiva de puestos de trabajo en Alemania. En julio, un acuerdo clave con el Consejo Central de Trabajadores garantizaba que no habría despidos obligatorios hasta finales de 2029. En MAN, donde se eliminarán 9.500 puestos de trabajo, se ha rescindido el contrato de trabajo de garantía de empleo hasta finales de 2029. Es evidente que estos acuerdos son simplemente pastillas calmantes. Ahora el Consejo de Administración de Daimler anuncia en una reunión de inversores: Hay que aumentar la línea de beneficio, un 20% de «ahorro» sobre todo en plantilla. Se estima que un total de 20 a 30.000 puestos de trabajo en Daimler serán destruidos en los próximos años. Daimler se centra en las indemnizaciones por despido «voluntarias», jubilación parcial o jubilación anticipada. Pero cada trabajo que se destruye es dolorosamente deficiente para nuestra juventud. Por lo tanto, ¡hay que luchar por cada trabajo!

Con su anuncio, Daimler ahora está atacando a la fuerza laboral en varios lugares de Alemania. Rechazamos firmemente cualquier intento de dividir la fuerza laboral del Grupo Daimler en ubicaciones internacionales, Este y Oeste, producción y administración, jóvenes y mayores, y enfrentarlos entre sí. Estos ataques masivos contra la fuerza laboral experimentada y endurecida por la batalla requieren la unificación de los trabajadores de toda la corporación, luchas valientes e incluso huelgas en toda la corporación. Esto es lo que defendemos y apoyamos a las fuerzas laborales que luchan. Os deseamos a vosotros y a nosotros mucha fuerza, perseverancia y solidaridad. Como Coordinación Internacional de Trabajadores de la Automoción, daremos a conocer su lucha en todo el mundo y haremos un llamamiento al movimiento internacional de trabajadores de la automoción para que permanezca firme y sólidamente a vuestro lado.

Con el anuncio de trasladar la producción de motores de combustión al exterior y de Kölleda/Thuringia, las ubicaciones de Stuttgart-Untertürkheim, Mannheim y Berlin-Marienfelde están totalmente afectadas. Solo en Untertürkheim, 4.000 de los 19.000 puestos de trabajo están destinados a ser destruidos hasta 2025. La producción de baterías prometida allí hasta ahora está en duda. La Südwerk de Berlín-Marienfelde y la planta de Sirnau (Esslingen) se cerrarán. En la planta de montaje de Sindelfingen, se espera la pérdida de al menos 4.000 puestos de trabajo y una mayor flexibilización con el trabajo del sábado. En Bremen, se introducirá un nuevo modelo de turno, con un turno tarde el sábado. Desde Düsseldorf se informa que ya en noviembre de 1.300 compañeros temporales serán despedidos. Esto no se puede aceptar y desafía la lucha conjunta de toda la corporación.

Además, la solución no puede ser exigir que se retengan los motores de combustión interna para asegurar puestos de trabajo. En nuestro Programa Internacional de Lucha, afirmamos: «Los trabajadores de la automoción somos conscientes de la considerable contribución de la industria automotriz a la grave contaminación ambiental mundial. Luchamos para garantizar que la producción de automóviles no dañe el medio ambiente. Necesitamos alejarnos de la quema de combustibles fósiles, tanto en la producción de motores como en la producción y reciclaje de materias primas. Rechazamos una nueva estafa ambiental global«. Es necesaria una estrecha alianza entre los movimientos obreros y ecologistas en la lucha común contra la transición a una catástrofe climática global.

En 1984, la fuerza laboral de Daimler en Alemania contribuyó activamente a la lucha del sindicato IG Metall por una semana laboral de 35 horas con compensación salarial completa. En 1996, defendieron con éxito la paga por enfermedad. La fuerza laboral de Daimler fue una punta de lanza en la lucha nacional. En 2004, su resistencia hizo que fracasara la reintroducción prevista de la semana de 40 horas.


Ocupación de la B10 cerca de Stuttgart Mettingen por colegas de Daimler en el Día de Acción de 2004

En Renault, también se destruirán 15.000 puestos de trabajo, 4.000 de ellos en Francia. En Brasil, en Renault en Paraná, São José dos Pinhais, una huelga indefinida en julio impidió el despido de 747 compañeros. En Barcelona, ​​una huelga de casi 100 días impidió el cierre de la planta hasta finales de 2021. Se acordó una compensación económica para los 3.000 compañeros de Nissan afectados. Pero se han ido 3.000 puestos de trabajo, con un impacto en hasta 20.000 puestos de trabajo de los proveedores y en la región. 1.600 compañeros luchan por sus puestos de trabajo con la venta de la planta inteligente de Daimler en Forbach, Francia. En todas estas huelgas y luchas, el apoyo y la solidaridad internacionales es muy importante. Ninguna plantilla ni planta deben quedarse solass.

¿Por qué Daimler ahora ataca a estas plantillas bien organizadas y con cicatrices de batalla?

Evidentemente, el Consejo de Administración de Daimler se encuentra bajo una presión considerable frente a la competencia internacional, en el contexto de los efectos de la crisis económica mundial y las crisis estructurales provocadas por la digitalización y la transición a la electromovilidad, agravada por la pandemia del Coronavirus. Solo en el segundo trimestre de 2020, Daimler informa una pérdida de 2.000 millones de euros combinada con una caída sustancial en las ventas de unidades. Esta es la razón de este ataque frontal, que debe ser respondido de inmediato con toda la fuerza de combate y con huelgas, y no postergando a meses de negociaciones. ¡Los planes de Daimler deben quitarse de la mesa!

¡Lucha en toda la corporación por todos los trabajos y puestos de aprendizaje en Daimler!

¡Contra el desplazamiento masivo del peso de la crisis sobre nuestros compañeros y sus familias!

¡Para la semana laboral de 30 horas con compensación salarial completa! ¡Viva la Solidaridad Internacional!

Con saludos solidarios

Ed Cubelo (Filipinas), Dieter Schweizer (Alemania), coordinadores de ICOG

Adjunto encontrará el Programa Internacional de Lucha adoptado en la Segunda Conferencia Internacional de Trabajadores Automotrices en Vereeniging / Sudáfrica en febrero de 2020.