Sus guerras, nuestros muertos.

cartel atentados paris 13N vwebUna vez más quienes sufren, lloran y mueren son de los nuestros. En Iraq, Siria, Líbano, y un largo etcétera hasta llegar a los dramáticos hechos de ayer en París, los sectores populares de la población y, principalmente, la clase trabajadora, somos quienes padecen el desasosiego y el dolor que provocan las potencias imperialistas. Éstas, con tal de aumentar sus ganancias, crean, azuzan y arman a terroristas como los del Estado Islámico, autores de los asesinatos de París.

Quienes provocaron los atentados de ayer, esas crueles marionetas del capitalismo, son los mismos que obligan a cientos de miles de personas a abandonar sus casas en Siria.

Para que sus guerras dejen de ser nuestra muertes aquí, en Francia, en Siria, o en cualquier país del mundo, la clase obrera debe unirse y plantar cara a la clase dominante, la que se reparte el mundo sin ningún miramiento: explotando, empobreciendo y matando. Tenemos el mismo enemigo: organicémonos y unámonos contra él.