En memoria del presidente Gonzalo

Ante la noticia del fallecimiento del Presidente Gonzalo, desde la Organización Comunista Revolución queremos honrar su memoria como uno de los más importantes revolucionarios de las últimas décadas y figura clave del movimiento comunista internacional, y condenar al Estado peruano, que lo ha terminado llevando a la muerte.

La figura de este revolucionario cobrará importancia a partir de los años 60, cuando, como militante del antiguo Partido Comunista Peruano, ante su deriva revisionista, defiende las posiciones de Mao Tse Tung y lidera la Fracción Roja del PCP. Finalmente la fracción se escinde, y lucha por reconstruir el Partido. Partiendo de un pequeño grupo al comienzo de los 70, aplicando una correcta línea, reconstruye el Partido en apenas una década, el Partido Comunista del Perú, al que se refieren los medios burgueses como Sendero Luminoso a secas.

Reconstituido el Partido, lanza una guerra popular prolongada en el 1980, dirigida a la destrucción del Estado semicolonial y semifeudal peruano. La guerra popular bajo la dirección del PCP alcanzará éxitos inmensos, siendo la mayor amenaza para el Estado peruano durante años, aunando a decenas de miles de militantes en el Partido, y con el apoyo de las masas oprimidas del país.

Por desgracia, el Presidente Gonzalo es detenido en 1992 y condenado a cadena perpetua por el Estado, para así vengarse de la figura que lideró al pueblo peruano a sus mayores miedos. Desde entonces le han sometido a torturas psicológicas, negado tratamiento médico y otros bienes fundamentales, en definitiva, lo han llevado a una muerte larga y tortuosa, de la que es responsable el Estado y todos sus diversos representantes durante estos 29 años, pasando por el reformista Pedro Castillo, tan partícipe como Fujimori de su lento asesinato.

Así, vemos que el Presidente Gonzalo lideró el proceso revolucionario más avanzado del mundo en las últimas décadas, instaurando las bases del nuevo Estado, en un contexto tan complicado como el posterior a la restauración capitalista en China y la URSS, pero no solo eso, ha brindado aportes teóricos de gran valor para el movimiento comunista, como la síntesis de las aportaciones del Presidente Mao.

De poca sorpresa es ver que la reacción puso en marcha toda su maquinaria propagandística contra el PCP y él en particular. Vemos como desde los sectores más conservadores de la sociedad hasta el reformismo, todos los espectros que en última instancia sirven al capitalismo, vuelcan toda su rabia, mentiras y manipulación contra él. Pero esto no se queda ahí, el revisionismo, con sus diferentes modelos obsoletos, que terminan llevando al sectarismo y/o al economicismo, por mucho que pretenda ir de revolucionario y “defienda” experiencias como la Revolución de Octubre del 17, por mucho folklore que utilice de figuras como Lenin o Stalin, no puede evitar rechazar todo modelo revolucionario presente, que evidencie la caducidad de sus métodos, y no tiene ningún problema en repetir la misma propaganda burguesa y llamar a Gonzalo “asesino” o hacer vejaciones parecidas, haciéndose, para juzgar experiencias revolucionarias recientes o actuales, indistinguible de un reaccionario.

Así, desde Organización Comunista Revolución queremos señalar la gran labor del Presidente Gonzalo, como uno de los teóricos y líderes revolucionarios más importantes de las últimas 4 décadas, alejada del imaginario de muchos, que pueden creer que fue un “terrorista” o un “guerrillero espontaneísta”, y condenar este proceso de tortura y muerte lenta al que ha sido sometido por parte del Estado peruano, que nos enseña, otra vez más, lo que hace el Estado capitalista cuando se desafía su existencia.