El Gobierno PSOE-SUMAR: Pacto de investidura, amnistía y repaso del Gobierno saliente

El 16 de noviembre fue investido presidente de España Pedro Sánchez por tercera vez para formar un nuevo Gobierno. En este artículo repasamos qué supone esta investidura y el pacto que la ha hecho posible para la estabilidad del Estado español y el papel que el PSOE juega en él. Luego repasamos qué posición debemos adoptar los comunistas respecto a la amnistía y qué han sido las movilizaciones de la reacción dirigidas por Vox y el PP. Finalmente hacemos un breve repaso al Gobierno que cierra, enumerando algunas de sus miserias y engaños a la clase obrera.

1. PSOE, partido de Estado: estabilidad para el proyecto burgués.

Históricamente el PSOE ha sido el encargado de acometer las grandes reformas que eran necesarias para hacer avanzar el proyecto de Estado burgués: entrada en la OTAN, la incorporación en la Unión Europea, las primeras grandes reformas neoliberales… Esta capacidad para ejecutar la agenda burguesa mientras desmoviliza al pueblo es su gran virtud para el enemigo, lo que convierte al PSOE en uno de los mejores instrumentos políticos de la burguesía. Dicho de otra manera, el PSOE es el gran partido de Estado en España.

El polémico pacto que ha investido a Pedro Sánchez como presidente es un pacto de estabilidad, un intento de cierre institucional a una de las mayores crisis del Estado español de las últimas décadas. Prueba de ello son los pronósticos para las elecciones en Cataluña donde los partidos independentistas perderían por primera vez la mayoría en el Parlament desde el comienzo del procés y el PSOE sería con claridad la primera fuerza [1].

En Cataluña esta crisis fue dirigida por la burguesía catalana. Consiguió arrastrar a buena parte del pueblo catalán, instrumentalizándolo como arma arrojadiza contra el Estado español con el objetivo de obtener mayores cuotas de poder políticas y económicas para sus propios intereses de clase. Esta instrumentalización siempre se dio de forma medida, tratando de aumentar la presión sin que se les fuera de las manos, sin perder el papel dirigente del proceso y sin amenazar gravemente la necesaria estabilidad social que también necesita la burguesía.

Estos son unos pactos que no resuelven el conflicto nacional en Cataluña pero que pueden cumplir lo que su burguesía buscaba desde un primer momento. Los negocios de este sector son demasiado dependientes de la economía imperialista española como para buscar una ruptura total. La verdadera posición de esta burguesía catalana siempre ha sido renegociar al máximo posible su cuota de poder con el Estado español, pero al final, necesariamente, sabiendo que su futuro estaba ligado a él. Eso es en buena medida lo que representa las medidas económicas este pacto y, por tanto, va dirigido a contentar a la burguesía catalana y sectores aliados. Por otra parte, la amnistía no solo busca contentar a la burguesía, sino también a parte del pueblo catalán, promoviendo la estabilidad en el Estado también con el sector de las masas más lanzado a la movilización.

Sin embargo, como decíamos, el pacto no resuelve el conflicto nacional. El procés estaba liderado por la burguesía, una clase social que en la época del imperialismo es incapaz de resolver las tareas democráticas pendientes como el derecho de autodeterminación. Nuestra posición siempre a favor de un referéndum de autodeterminación en Cataluña nace de entender que es un derecho fundamental de todas las naciones decidir su futuro político, sabiendo además que el empuje democrático de un pueblo, estando liderado por la clase obrera, puede ser un impulso decisivo contra el Estado y hacia una revolución socialista. Si bien en este caso no ha sido así, hemos podido ver algunas muestras de este potencial con unas elevadas muestras de combatividad y de organización de las masas, y cómo la manera de actuar traidora de la burguesía ha permitido a una buena cantidad de activistas avanzar hacia posiciones rupturistas.

En cuanto a la burguesía española, la CEOE, principal organización patronal del país, ha mostrado su posición contraria a la amnistía. Sin embargo, no deja de ser una posición discursiva de un sector social intrínsecamente reaccionario que no va a traducirse en nada más que eso, un desaire hacia el nuevo Gobierno en defensa de los intereses de la burguesía española frente a la catalana como preparación del terreno para lo que esté por venir. Esto es fundamentalmente una toma de posiciones negociadora y de cara a la sociedad española.

2. En favor de la amnistía.

Estar a favor del derecho de autodeterminación de Cataluña significa estar a favor de los derechos democráticos del pueblo catalán y defenderlos en todas circunstancias. El Estado inició estos años una escalada represiva tremenda que alcanzó su punto álgido en el referéndum del 1 de octubre y que escandalizó incluso a buena parte del pueblo español que no era favorable a la celebración del referéndum, haciendo todavía más evidente la motivación democrática de la lucha del pueblo catalán.

Fruto de aquella represión vimos políticos burgueses condenados y otros exiliados, pero sobre todo represaliados del pueblo con juicios en curso y condenas por su justa lucha, ignorados en repetidas ocasiones por las organizaciones de la burguesía catalana que se limitaban a mencionar a Puigdemont y otros políticos burgueses como los represaliados por el Estado [2]. Algunos de estos represaliados han sido acusados incluso de terrorismo. Esto evidencia lo poco que le tiembla la mano al Estado para reprimir judicialmente y debe poner en alerta a revolucionarios y activistas del país.

Como consecuencia lógica de nuestra posición favorable al derecho de autodeterminación y contra la represión del pueblo, desde el Partido Revolucionario de las y los Trabajadores estamos a favor de la amnistía. No obstante, sabemos que una amnistía pactada entre partidos burgueses puede contener muchas trampas y resultar en papel mojado para los represaliados del pueblo. Por ello sabemos que debemos estar alerta sobre su ejecución porque en ningún caso hay que dar por hechas las concesiones que la burguesía pueda hacer.

Condenamos que la amnistía incluya a aquellos miembros de las fuerzas represivas del Estado con procesos judiciales abiertos por la represión ejercida que ni siquiera entra dentro de los parámetros formales asumibles por el Estado burgués. La amnistía debe ser el reconocimiento de que la lucha del pueblo catalán era justa y por sus derechos democráticos y que por tanto no caben condenas. La represión para anular el ejercicio de estos derechos democráticos es, precisamente, lo contrario, y no cabe amnistía.

3. El circo en Ferraz: reacción sí, pero no fascismo en auge.

Conforme se conocían las negociaciones del PSOE sobre la amnistía se fueron convocando movilizaciones en Ferraz y, poco a poco, otras más multitudinarias en plazas del país. Las más llamativas fueron las de Ferraz por la violencia ejercida en algunos momentos. Esto ha llevado a algunas personas y organizaciones a sobredimensionar lo que estaba sucediendo hablando de fascismo en auge.

Desde nuestro de punto de vista, esto no es cierto en ningún caso. En estas concentraciones se ha visto a grupos fascistas o reaccionarios como Democracia Nacional, Hacer Nación, España 2000, Frente Obrero o grupos ultracatólicos. Todo un circo de la reacción española. Algunos de estos grupos, entre otros, han llevado a cabo algunas acciones violentas, pero no vemos una elevación del nivel respecto a lo que hemos podido ver en otras ocasiones: disturbios en partidos de fútbol, enfrentamientos puntuales con la policía, irrupción en el Centro Cultural Blanquerna, etc. Junto al nivel de violencia, debemos también analizar si han conseguido arrastrar a sus acciones a algún sector reaccionario más tibio. Esto no ha ocurrido y, de hecho, hemos podido ver constantes conflictos entre los distintos sectores reunidos en Ferraz. Por tanto, no apreciamos ningún cambio cualitativo en la reacción organizada.

Por otra parte, el liderazgo de Vox de estas movilizaciones es completamente lógico. Este partido creció al calor del rechazo al procés de su base social, la pequeña y mediana burguesía más conservadora. Aunque Vox como partido ultraderechista contiene algunos elementos fascistizantes, estas movilizaciones acompañadas del Partido Popular se han mantenido dentro de lo esperable en términos de convocatoria y manera de actuar y no han perdurado en el tiempo.

Por último, queremos expresar nuestro rechazo hacia aquellas posiciones que defienden la represión ejercida hacia la reacción. Un conflicto como este, que se da entre sectores del campo reaccionario, no puede llevarnos a los comunistas a apoyar la represión policial. En este caso la estabilidad del orden burgués ha pasado por mantener a ralla a los elementos más reaccionarios, pero en ningún caso podemos apoyar a quien es el principal brazo represivo del Estado contra el pueblo.

4. Cierra un Gobierno miserable. Ahora llega uno a la baja.

El Gobierno que cierra, aquel anunciado por la izquierda reformista como “el más progresista de la historia” al estar compuesto por el PSOE y Podemos, deja un historial de miseria y engaños a la clase obrera. Hacemos un breve repaso con algunos los artículos que hemos publicado en estos años:

  • Ley de vivienda: de la burbuja inmobiliaria al timo reformista. Una ley que no ataca los problemas estructurares del problema de la vivienda en España como la especulación. Es una ley cobarde que, incluso las medidas que podrían suponer algún alivio a las condiciones de vida de las masas, son inoperantes por la burocracia del Estado y caen en manos de las autonomías que o bien se muestran pasivas o, ahora con el poder territorial en manos del PP-Vox, o directamente contrarias [3, 4].
  • El paquete anti crisis de PSOE-Unidas Podemos: otro juego de trileros reformista. El paquete económico tan publicitado por Pedro Sánchez y Yolanda Díaz fue humo, una burla hacia la clase trabajadora que tuvimos que aguantar, entre otras cosas, que se nos vendiera la bajada del IVA en los alimentos mientras hemos visto cómo la cesta de la compra aumentaba día a día, con o sin bajada del IVA [5].
  • Subida de la luz: los capitalistas mandan, su Gobierno ejecuta. Otro de los gastos hacia la clase obrera que se incrementaron enormemente durante el pasado Gobierno fue la luz. Mientras las compañías energéticas celebraban beneficios récord, las medidas adoptadas no fueron en ningún caso un cambio que afectaran estos beneficios en pos del abaratamiento de los servicios, sino que resultaron en poco más que maquillaje y declaraciones hipócritas [6].
  • Diario de lucha de clases en cuarentena. La gestión supuestamente social de la pandemia fue, en lo fundamental, la defensa de la oligarquía financiera. Esto puede verse en algunas medidas como la restricción de derechos democráticos (como libertad de circulación o reunión) salvo para la producción y distribución de mercancías, que contó con el apoyo total del Secretario General del PCE, o la financiación de los ERTEs a las empresas de las arcas públicas [7].
  • El Ingreso Mínimo Vital y la miseria del capitalismo. Esta medida fue anunciada casi como una revolución desde las instituciones. Fue una medida con un presupuesto muy reducido, muy alejado de las promesas electorales de Unidas Podemos y PSOE, y con un impacto mínimo para las clases populares, cuya aplicación estaba necesariamente trabada por la burocracia estatal [8].
  • Análisis: ¡Contra el imperialismo de la OTAN y sus lacayos! No olvidamos la cumbre de la OTAN en Madrid organizada con el apoyo del supuesto sector radical del Gobierno, incluyendo bochornosas declaraciones de Yolanda Díaz y Enrique Santiago, Secretario General del PCE [9].
  • Qué está ocurriendo en la frontera con Marruecos. No podemos olvidar la matanza llevada a cabo en la valla de Melilla en 2022 donde murieron o desaparecieron más de un centenar de personas. Pese al maquillaje humanista del Gobierno, esta matanza y la violencia que se produce de forma recurrente en la frontera es el resultado de que España y la Unión Europea usen a la semicolonia de Marruecos como perro guardián fronterizo [10].
  • Traición al pueblo saharaui. Para facilitar que Marruecos siga teniendo ese papel de perro guardián fronterizo y para facilitar los negocios de la burguesía española en el país vecino, el Gobierno cambió la posición histórica del Estado en torno al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Aunque el Estado jamás quiso esta independencia, hasta el momento siempre había mantenido esta posición. Para sorpresa de nadie, Unidas Podemos se limitó a hacer aspavientos, reivindicando una vez más ser el brazo izquierdo del Gobierno de la oligarquía [11].
  • El engaño de la ley abolicionista del PSOE. Una ley abolicionista dentro del marco capitalista jamás cumplirá su supuesto cometido. Con esta reforma, las mujeres que se ven obligadas a prostituirse para poder vivir o que se encuentran dentro de una red de trata, seguirán en esa situación [12].
  • Dos caras de la misma moneda: La venta de la Universidad pública y la represión del Estado. Un ministro de Unidas Podemos encabeza dos leyes que suponen un ataque contra las clases populares en la universidad: la conocida como “Ley mordaza universitaria” y la LOSU, suponiendo un avance en la represión en la universidad y su venta a la burguesía [13].

Pedro Sánchez, pese a vestirse de rojo en su discurso de investidura, ha hecho promesas mucho más tibias que aquellas que ya hizo para el anterior Gobierno cuyo resultado al final fue en su mayoría poco más que cambios estéticos. Conociendo el resultado de aquel Gobierno poco puede esperarse de este, que se encuentra a la baja y con carta blanca porque ha llegado únicamente aupado por el miedo popular a un Gobierno PP-Vox y cuyo sostén parlamentario incluye a la derecha nacionalista del PNV y Junts.

[1] https://elpais.com/espana/catalunya/2023-11-17/el-psc-ganaria-las-elecciones-autonomicas-y-el-independentismo-perderia-la-mayoria-absoluta-segun-el-cis-catalan.html

[2] https://somosrevolucion.es/1-doctubre-de-2023-la-lluita-pel-dret-a-lautodeterminacio-i-les-contradiccions-al-moviment-independentista/

[3] https://somosrevolucion.es/ley-de-vivienda-de-la-burbuja-inmobiliaria-al-timo-reformista/

[4] https://somosrevolucion.es/la-ley-de-vivienda-otra-traicion-del-gobierno-a-la-clase-obrera/

[5] https://somosrevolucion.es/paquete-anticrisis-psoe-up/

[6] https://somosrevolucion.es/subida-de-la-luz-los-capitalistas-mandan-su-gobierno-ejecuta/

[7] https://somosrevolucion.es/diario-de-lucha-de-clases-en-cuarentena/

[8] https://somosrevolucion.es/ingreso-minimo-vital-y-la-miseria-del-capitalismo/

[9] https://somosrevolucion.es/otan/

[10] https://somosrevolucion.es/que-esta-ocurriendo-la-frontera-con-marruecos/

[11] https://somosrevolucion.es/comunicado-ante-la-decision-del-gobierno-de-espana-sobre-el-sahara-occidental/

[12] https://somosrevolucion.es/ley-abolicionista/

[13] https://somosrevolucion.es/dos-caras-de-la-misma-moneda-la-venta-de-la-universidad-publica-y-la-represion-del-estado/